Amores Que Matan

¡Atención! ¡NO es romántico!

Un asesino profesional la ha tomado con vosotros.
Viene a mataros.
Es cuestión de horas.
Pocas horas…

Sabe vuestras identidades, así que huir no es una opción.
Al menos que pretendáis emigrar junto a todos vuestros seres queridos a la isla de Tristán de Acuña…

Solamente os queda una opción: conseguir que alguien lo pare antes que llegue.

Estáis unos cuantos amigos reunidos, tomando un café, una cerveza o agua de grifo (la pajita se la ha quedado el tipo de «La Fuente de la Eterna Juventud«).

Llaman a la puerta. Va el dueño a abrir y vuelve con un maletín en una mano y un papelito en la otra. «Eh! Chicos! Que alguien ha dejado esto detrás de la puerta y se ha ido por patas!»

Y el papel solamente pone el nombre de uno de vosotros y la nota «¡¡¡Date prisa!!!«

Número de jugadores: 2 a 15. Más jugadores puede resultar confuso.
Duración: 60-90 minutos.
Edad aconsejada: 12+
Imprescindible conexión a internet durante la sesión.

Lugares posibles: Piso/casa o algún lugar muy frecuentado por el «homenajeado».